Barranco de Masca, toda una experiencia

¡Qué aventura! Hoy me deleité con el Barranco de Masca, un profundo descenso de 714 metros y 5.6 kilómetros de recorrido, que se traducen en 2 horas y 30 minutos, hasta llegar al océano Atlántico, precisamente en la punta noroeste de la Isla de Tenerife.

El trayecto está forrado de un paisaje único, con espectaculares formaciones y paredes volcánicas, con una vegetación que es todo un espectáculo.

Al llegar a la playa, enclavada entre acantilados, nos esperaba una aventura adicional: kayak a mar abierto. Fueron otros tres kilómetros de trayecto hasta llegar al puerto de Los Gigantes, desde donde temprano habíamos tomado un taxi hasta nuestro punto inicial.

Fue bárbaro, pues el fuerte viento, el mar picado y la ausencia de fuerza en los brazos complicaron el tramo final de la travesía. A fin de cuentas lo disfrutamos, pese a que en una ocasión nos volteamos y tuvimos que ser rescatados. Fue ahí cuando me di cuenta de lo importante que es saber nadar y los necesarios que son los chalecos salvavidas.

Quien visite Tenerife y le ponga el pecho a la aventura, no puede dejar pasar esta oportunidad.

¡Comparte esto!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInShare on Tumblr


Arriba ↑
  • Publicidad

  • Twitter

  • Facebook

  • También estoy en…